La migración centroamericana más que tema político es un tema humanitario

La misericordia es el distintivo fundamental de los cristianos ante el mundo

Central American migrants traveling with a caravan gather at the border wall, some sitting on top of it, look toward the U.S. from Mexico during a gathering of migrants living on both sides of the border, on the beach where the border wall ends in the ocean, in Tijuana, Mexico, Sunday, April 29, 2018. U.S. immigration lawyers are telling Central Americans in a caravan of asylum-seekers that traveled through Mexico to the border with San Diego that they face possible separation from their children and detention for many months. They say they want to prepare them for the worst possible outcome. (AP Photo/Hans-Maximo Musielik)

No sólo en México y Estados Unidos, sino en el ámbito internacional, se habla de la caravana de centroamericanos que atravesando el territorio mexicano se han instalado en la frontera con Estados Unidos, con el propósito de solicitar asilo por razones humanitarias. La caravana está compuesta principalmente por hondureños, pero con ella viajan también salvadoreños, nicaragüenses y guatemaltecos. La mayoría ya llegó a la frontera, muchos aún están en camino. 

La travesía de los migrantes ha sido bastante dolorosa pues han pasando hambre, han caminado más de cuatro mil kilómetros y algunos han extraviado familiares. Comenzaron alrededor de 3 mil y hoy la cifra ha superado el doble de la inicial. 

Sobre este movimiento migratorio han girado viarias perspectivas que se han debatido en los medios de comunicación pero principalmente en las redes sociales

Un aspecto ha sido el político, en el cual se ha discutido mucho acerca de quién y con qué propósito los ha movilizado aprovechando las necesidades evidentes de los centroamericanos. También se ha discutido mucho acerca de si México debió o no permitir que cruzaran por su territorio y sobre cuál debe ser la actitud oficial del gobierno mexicano. Finalmente, en el ámbito político se ha debatido acerca del derecho o no del gobierno estadunidense de impedir el acceso de los migrantes.

Un segundo enfoque en las discusiones acerca del movimiento migratorio es el sociológico. Se ha debatido acerca de la actitud de los mexicanos al expresar rechazo o aceptación en la travesía, se ha debatido si ha sido el hambre el motor del movimiento migratorio, y sobre todo se han planteado los riesgos y consecuencias de la posibilidad de que un buen número de centroamericanos se queden a vivir en nuestro país, enfrentando sus efectos en la economía nacional.

En la visión de muchos estadounidenses la marcha migratoria está siendo organizada por enemigos de Estados Unidos con el fin de realizar una auténtica invasión. Sin embargo, el movimiento migratorio ha sido tan previsiblemente desgastante políticamente para los gobiernos de los países de origen que difícilmente a alguien se le podía ocurrir utilizar a miles de personas para “invadir” Estados Unidos. 

Lo cierto es que la marcha de centroamericanos ha empantanado a todos los involucrados voluntarios o involuntarios. El gobierno de Estados Unidos se ha visto forzado a obligar a que la gente llegue por puntos de entrada oficiales a ese país, de tal forma que el trámite de solicitud de recepción se realice desde México.

¿Por qué el gobierno del presidente Trump pretende que el trámite se haga desde México y no en Estados Unidos? Lo que sucede es que la legislación internacional y la vigente en Estados Unidos establece que basta con que un extranjero cruce la frontera y se entregue a las autoridades declarando que está buscando estatus de refugiado para que merezca iniciar un proceso legal para adquirirlo. 

En ese contexto, y dadas las complejidades de la situación, los republicanos en Estados Unidos culpan a los demócratatas de no aceptar cambios en la ley de inmigracón para proteger al país, por su parte los demócratas acusan a los republicanos de haber convertido a la marcha en un tema de sensibilidad política para atemorizar al estadounidense y mantenerlo leal a sus intenciones electorales.

Sin embargo, desde la perspectiva cristiana hay un tema que parece ser de extrema relevancia y en el que los cristianos no podemos entrar en discrepancia. La migración de los nutridos grupos de centroamericanos es un fenómeno social de seres humanos que viven en extrema necesidad y en extrema desesperación

El hecho de que haya padres de familias que tomen a sus hijos de dos o cinco años y los lleven consigo a caminar miles de kilómetros por regiones áridas unas y selváticas otras, pasando regiones frías y regiones calurosas, comiendo lo que se pueda y durmiendo donde se pueda también, es un indicador indudable de que esos seres humanos caminan con la verdadera esperanza de encontrar un lugar donde sea posible vivir con dignidad.

Para nosotros los cristianos y en tanto que somos cristianos, el tema central de la discusión, en este caso específico, no puede ser ni demócrata ni republicano, sino fundamentalmente humanitario, pues tenga la razón quien la tenga, en el centro de la discusión están las personas que han sido empujadas por el hambre y muchas otras carencias, que han vivido por décadas en medio de la inseguridad, rehenes de bandas criminales como los Mara Salvatrucha que controlan casi todo el territorio hondureño.

Pero no nos podemos distraer en el tema político involucrado como tampoco podemos hacer eco de las excepcionales manchas del comportamiento de los centroamericanos en su paso por nuestro país. Fundamentalmente se trata hoy de personas que necesitan abrigo, alimento, hospedaje. Todos los que tengamos que ver en su camino con esta circunstancia migratoria, debemos actuar conforme al espíritu bíblico: ¿Quién es el prójimo de los centroamericanos? El que es movido por la misericordia.

Más explícito no puede ser el mensaje bíblico que nos hace ver que la misericordia es el distintivo fundamental de los cristianos ante el mundo, por eso insiste el Señor en hacernos caer en la cuenta de qué es lo que nos debe mover ante el sufrimiento humano: Fui forastero, y me acogiste.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here