Protege a tu familia en caso de un asalto

0

Son innumerables los casos de asaltos que terminan con un desenlace fatal y la gran mayoría de ellos se deben a que la víctima opuso resistencia al asalto. Cuando uno se entera de esos casos siempre surge la pregunta ¿acaso la vida es más importante que los valores materiales de los que pudo ser despojado?

Los motivos  para resistirse a un asalto pueden ser varios: quizá lo querían despojar de algo que consideraba sumamente valioso, o quizá traía consigo demasiados valores materiales, o tal vez lo que podían robarle era algo que le costó mucho esfuerzo conseguir. De todos modos la pregunta sigue siendo la misma: ¿esos bienes valían la pena para poner la vida en peligro?

Es verdad que la motivación para resistirse a un asalto está vinculada al orgullo, al amor propio y la dignidad pues es difícil superar el trauma de ser asaltado sin haber opuesto resistencia, sin siquiera haber intentado defenderse. Eso que se puede llamar imprudencia al resistirse se justifica por la pretensión de defender lo que nos costó obtener y por la desconfianza en que las autorizases vayan a imponer justicia.

Sobre si las autoridesss pueden hacer justicia, sabemos que si los asaltos suceden es porque el asaltante mide como altas las probabilidades de que no sea atrapado o que si lo atrapan pronto saldrá libre. Está situación está vinculada con los altos niveles de corrupción de nuestro país que impide el cumplimiento de la justicia con eficiencia y eficacía. Ahí los miembros de la sociedad tenemos una tarea pendiente para moralizar al país y luchar por tener y conservar un gobierno justo, limpio y eficiente.

.Pero mientras eso sucede, sabemos que en cualquier momento podemos ser víctimas de un asalto y debemos estar preparados para saber de qué manera vamos a reaccionar. Aquí te proponemos valorar a la familia y la vida más que los bienes materiales de que pudieras ser despojado. Pero no basta que tú como padre o madre estés de acuerdo en que es más valioso conservar la vida y darle paz a la familia, pues es necesario que toda la familia piense igual, y que es posible recuperar el valor de lo perdido, pero una vida no se recupera jamás.

Puestos de acuerdo en que lo importante es conservar la vida, te ponemos las siguientes recomendaciones:

  1. Obedece y entrega las pertenencias que te pidan. Ningún bien material vale más que tu vida.
  2. Aparenta sumisión. Puedes evitar violencia si te muestras sumiso y callado. Trata de no ver de frente al o a los asaltantes. Sólo debes resistirte y defenderte si tu integridad física o la de tus acompañantes está en peligro.
  3. No uses armas. Intentar usar armas admas de que está prohibido sólo lograrás que el asaltante use las suyas contra ti.
  4. Trata de recordar detalles por si acudes a la policía o al ministerio público a levantar la denuncia.

Recuerda que en caso de un asalto lo peor que puedes hacer es ser impulsivo o visceral. Siempre piensa en tu familia y su bienestar. Los bienes materiales se recuperan, la vida no.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here