Nuestra motivación y prioridad debe ser agradar a Dios, dijo Marcos Witt

0

El pastor, compositor y cantante Marcos Witt se presentó recientemente en la iglesia Lakewood en la ciudad de Houston, Texas, donde instó a la iglesia a vivir una vida que agrade a Dios. Recordó el libro de Gálatas, verso 10 del capítulo 1, donde el apóstol Pablo se cuestiona si está buscando agradar a los hombres o está buscando agradar a Dios. “El se hace esa pregunta y también nosotros deberíamos cuestionarnos lo mismo”, dijo el predicador.

El pastor expresó que todos tenemos el deseo natural de quedar bien con la gente, pero que ese deseo puede llegar a pelearse con nuestros principios “cristocéntricos”, por eso es importante que tengamos bien definidos nuestros principios espirituales para que éstos rigan nuestra vida.

Y para ello hay dos palabras que nos pueden servir como guía:

  1. MOTIVACIONES: Nuestras motivaciones determinarán si vamos a agradar a Dios o al hombre ya que las motivaciones son sentimientos y deseos que nos mueven a realizar ciertas cosas. Si siempre mantenemos motivaciones correctas no nos veremos tentados a participar en actividades que van en contra de nuestros principios cristocéntricos, si mantenemos motivaciones puras, llevaremos una vida pura delante del señor.
  2. PRIORIDADES: Es el orden de importancia que le damos a las cosas. Dentro de las prioridades de nuestro mundo debe de ganar siempre la ley mas alta y la ley mas alta es la ley de Dios, porque es con El con quien estaremos eternamente, por lo tanto Dios debe ser nuestra máxima prioridad.

Si nuestras motivaciones y prioridades están en orden, no vamos a luchar mucho cuando el enemigo venga a tentarnos, es por eso que urge que se tomen decisiones claras respecto a nuestras motivaciones y prioridades.

Marcos Witt continuó su prédica diciendo: “Agradar a Dios es hacer lo que él nos pide hacer por encima de lo que el hombre nos pida, pues si el hombre nos pide algo que va por encima de la ley de Dios entonces no se debe participar en ello”.

A manera de consejo dijo que para recibir menos tentaciones de los hombres es bueno que verbalicemos nuestra fe, haciendo saber en nuestro entorno que somos cristianos, pues mediante ello nos llegarán menos invitaciones a participar en asuntos que van en contra de la ley de Dios.

“Si usted se encarga de mantener firmes sus convicciones espirituales entonces Dios se encargará de mantenerlo firme a usted”, dijo el pastor. Usted puede comunicarse con Dios y pedirle: “Señor ayúdame a tener sensibilidad contigo para saber cuando te estoy agradando, ayúdame a llevar una vida agradable delante de ti”, recomendó Marcos Witt.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here